22/Diciembre/2005
Jorge Cravioto

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) del estado investigará la existencia de la presunta red de pederastia y pornografía infantil en la que se les relaciona a dos empresarios poblanos, a pesar del exhorto que el Congreso de la Unión hizo a esa dependencia para realizarla.

Para que la investigación ocurra, explicó la procuradora Blanca Laura Villeda Martínez, es necesaria una denuncia formal y no sólo basarse en los dichos que la escritora y periodista Lydia Cacho en su libro Los demonios del Edén.

Sin embargo, la funcionaria aclar√≥ que en todos los delitos, como es el caso de pederastia y pornograf√≠a infantil, la Procuradur√≠a General de Justicia ‚Äúinvestiga cualquier tipo de situaciones as√≠‚ÄĚ.

Villeda Mart√≠nez confirm√≥ que por parte de la C√°mara de Diputados no ha recibido ning√ļn exhorto o petici√≥n, ‚Äúpuede que ya lo hayan enviado, pero no se ha recibido nada‚ÄĚ.

La funcionaria insisti√≥ en no poder entender las intenciones de la escritora y periodista de seguir mintiendo ante los medios de comunicaci√≥n de que fueron violados sus Derechos Humanos y torturada, puesto que ‚Äúno se le toc√≥ ni con el p√©talo de una rosa‚ÄĚ.

Sobre esta situaci√≥n, la Comisi√≥n de Derechos Humanos del estado envi√≥ este jueves por la ma√Īana a la Procuradur√≠a General de Justicia una solicitud de informes de la aprehensi√≥n de Lydia Cacho, la que la dependencia estatal dar√° la debida contestaci√≥n.

Pese a las declaraciones vertidas en contra de la PGJ y del gobierno del estado, no se tiene contemplado iniciar una demanda penal por los delitos de difamación y calumnias en contra de la escritora.